Autogestión

El término autogestión (significando administración autónoma) se refiere al uso de cualquier método, habilidad y estrategia a través a de las cuales los individuos puedan dirigir eficazmente sus propias actividades hacia el logro de sus objetivos, con independencia de cualquier poder o autoridad externa y con autonomía de gestión de sus propios recursos. Aparte del establecimiento de metas, planificación, programación, seguimiento de tareas, la autogestión se basa en la propiedad compartida de los medios de producción (por ejemplo entre los trabajadores de una empresa) o en el dominio individual o colectivo de las herramientas necesarias al cumplimiento de los objetivos. También se conoce a la autogestión como proceso ejecutivo[cita requerida] (en el contexto de un proceso de ejecución). La autogestión pretende el apoderamiento de los partícipes de una actividad u organización.

Algunos tipos de autogestión, en el sentido descrito, pueden ser la autogestión personal en negocios unipersonales,[1] la autogestión educativa o del aprendizaje en pedagogía,[2] la autogestión financiera o autofinanciamiento, la autogestión del liderazgo y los equipos autogestionados en los grupos de trabajo,[3] la autogestión comunitaria en marketing social,[4] o la autogestión cooperativa de las empresas de trabajo asociado.

Acerca de plieguinsky

Soy una persona alegro, deportista y juego fut-bol
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s